TIBOR TÓTH DESDE ESLOVAQUIA CON LA
   "PALOMA DE LA PAZ" PARA LA BIENAL

Tibor Tóth es un artista galardonado, sus principales distinciones:  “Premio Forma´97 de arte creativo” de la Unión Eslovaca de las Artes, Centro Nacional de Cultura-Kunsthalle en Bratislava, Eslovaquia, 1997."Estipendio creativo" para el tema Homenaje a la mujer / madre del Fondo de Bellas Artes en Bratislava, Eslovaquia, 2018.“Certificado de selección” para la participación en la 7ª Bienal Internacional de Arte de Beijing 2017, Museo Nacional de Arte de China en Pekín, 2017."Premio a la excelencia“ Atomic Peace, VI Festival Internacional de Arte Geoje en Corea del Sur, 2020.
Los estudios realizados se centran en la  Academia de Bellas Artes y Diseño de Bratislava, Taller de escultura, 1989-1995 y Escuela de Artes Aplicadas de Bratislava, estudio de talla en madera, 1984-1987.

" Me siento absolutamente honrado de promover una pequeña obra de arte de Eslovaquia titulada "Paloma de la paz" en la Bienal de Argentina con la misión de honestidad de la paz."

Tibor Toth nació en Checoslovaquia en 1967, en tiempos de la legendaria "Primavera de Praga" que terminó con la invasión de los miembros del pacto de Varsovia en el país en 1968. Sobrevivió a su juventud detrás del "Telón de Acero" en un sistema de cultura y restricción censuradas de libertad de pensamiento y expresión. Asistió a la escuela de artes elementales de talentos y luego recibió una medalla por el éxito de un excelente trabajo colectivo titulado "Constructores del mañana".  En el año  2000 estableció una visión artística en acción "L´amour Maniera" y fundó un espacio de arte personal llamado La Iglesia del Doble Sacerdote, que se inspira en la historia griega del alto conocimiento como cuna de la cultura y las artes, las ciencias naturales y las civilizaciones europeas modernas. Sus obras de arte tienen una naturaleza de continuidad creativa y multimedia en medio del espíritu del Nuevo Renacimiento universal que utiliza la tecnología como medio creativo y el versátil Milenio de la Nueva Era, mostrando el límite del proceso escultórico a la acción visionaria. Lo más importante de su vida fue el cumplimiento de la misión y el viaje del desafío de difundir el pensamiento de Libertad y Paz en una de las Tres Montañas Sagradas de Japón. En el año 2019 realizó una escalada privada hasta la cima del monte Fuji, Fujiyama donde se cumplió esta idea de viaje después de más de 30 años.

Con madera de roble, comprada en el bosque estatal eslovaco está realizada
la paloma, como símbolo de la paz,  Tibor afirma que "La paz es el azúcar
de las civilizaciones". Las terminaciones están realizadas en hierro y espejo
y el pulido final con cera de abeja. El tamaño es de 25 x 40 x 45 cm.